Seleccionar página

¿Hay alguna cosa que has dado por imposible antes siquiera de intentarlo?

Puede que se tratara de alguna de las siguientes situaciones:

  • una idea de negocio: lógico, las cifras asustan, solo el 20% de las pymes sobreviven al quinto año,
  • o tal vez decidiste no pedirle salir a esa persona tan especial: a ver quién es el guapo que se atreve si cada cinco minutos se rompe un matrimonio en España, imagina las cifras de ruptura de las parejas que no se casan,
  • o levantarte a hablar delante de un público interesado cuando eso le produce incomodidad al 90% de las personas.

Todos esos datos nos hacen ver la montaña muy alta y nos quitan ese pequeño empuje que nos anima a intentarlo.

Como veréis a lo largo de esta pequeña historia que me sucedió, el camino suele estar lleno de dificultades.

El otro día, nos fuimos a caminar por el monte, un paseo de dos horitas por pistas de tierra, y a la vuelta, mi hermano se dio cuenta de que había perdido 50€; era ya casi de noche, hacía viento y, ante mi propuesta de ir a buscarlos, él dijo que era imposible encontrarlos: “Seguro que se han volado”.

DIFICULTAD Nº1: Pensar que es imposible

Al día siguiente, me desperté con ganas de ir a buscar el dinero, por si acaso, eran las siete y media de una preciosa mañana de domingo.

DIFICULTAD Nº2: No tener suficientes ganas de intentarlo

Supongo que esto depende de los beneficios esperados, y no me refiero solo a lo material, conseguir a la chica o vencer el miedo, pueden tener mucha más repercusión que algo económico.

Cuando ya salía de casa, me acordé denque ese día no tenía mi coche y no me daba tiempo a ir andando.

DIFICULTAD Nº3: No disponer de los medios adecuados

Así que le puse un mensaje a mi hermana María, que también había venido a pasear y vive muy cerca: “¿Me dejas tu coche?”.

DIFICULTAD Nº4: A veces nos cuesta pedir ayuda

Lo curioso es lo que sucede cuando intentas las cosas:

Por causalidad ¡estaba despierta!, algo muy poco frecuente un domingo a esas horas de la mañana.

Hay un determinado momento en el que los astros se alinean y empieza a soplar el viento a favor… aunque de eso solo te das cuenta al mirar hacia atrás, de repente las dificultades se tornan en facilidades.

FACILIDAD Nº 1: Tener ese poquito de suerte que hace falta y que está ahí (más veces de las que crees) sobre todo si la buscas 

Me dijo que fuera a por las llaves.

FACILIDAD Nº2: Encontrar esa ayuda

Tienes en tu entorno un montón de personas que sienten empatía y están dispuestas a ayudarte.

Creo que le di pena porque, cuando llamé a su casa, me dijo que se venía conmigo.

FACILIDAD Nº3: Alguien se une a tu causa

Cuando alguien se une a tu causa, la carga es más ligera. Aquí hay un vídeo muy interesante sobre el tema, ya tiene algo de tiempo, pero sigue siendo actual: El First Follower, en el que se ve cómo el que hace que la chispa suceda es el primer seguidor, no hay movimiento sin él.

Salimos de buen humor, charlando, buscamos la foto que habíamos sacado en el paseo para ver dónde era, ya que pensamos que fue en el momento de sacar el móvil cuando se cayeron.

FACILIDAD Nº4: Tienes mucha más creatividad y recursos de los que crees

Gracias a la foto, nos fuimos hacia aquella zona; de camino, nos cruzamos con un par de personas paseando a sus perros, les preguntamos si habían encontrado 50€ y les dejamos una tarjeta a cada uno, por si los veían.

FACILIDAD Nº5: Una vez que estás lanzado, no hay quién te pare, hasta lo más inverosímil te parece posible

“¿Tú crees que nos lo dirían?”, me preguntó María. Hay que tener en cuenta que vivimos en un pueblo y yo creo que las dos personas a las que se lo dijimos lo habrían hecho, pero respondí: “No sé, pero si se lo encuentran y no saben que es nuestro SEGURO que no lo hacen.”

Cuando llegamos cerca de la zona, María iba conduciendo despacio y yo sentada en la ventana mirando. No me estaba preguntando si lo encontraría o no, simplemente buscaba, 100% concentrada.

FACILIDAD Nº6: A pesar de vivir en un mundo infoxicado, es posible mantener el foco (al menos a veces)

¡Aquí! La alegría fue desproporcionada, como si hubiéramos encontrado un tesoro de millones.

FACILIDAD Nº7: Los éxitos del camino ayudan a seguir dando pasos

María paró el coche y nos bajamos las dos, saltábamos de alegría, pero cuál fue nuestra sorpresa al ver que el billete era de 10€. “A lo mejor son otros 10€ que ha perdido otra persona…”. “Ya sería raro.” “Como el chiste, a billetes o a setas”

FACILIDAD Nº8: Tener información correcta te ayuda a no perderte

Me sonaba que mi hermano había dicho que tenía varios billetes. Seguimos mirando por la zona, ya a pie. 

¡Aquí! (De verdad que la cosa se parecía a buscar setas.)

¡Y aquí!

Con cada hallazgo venía una carcajada y una ola de alegría.

¡Otro! Ja, ja, ja.

Ya teníamos los 50€. Seguimos mirando otro poco por si en esa noche los billetes, además de volar, se habían reproducido, o por si mi hermano no había contado bien. (Hay veces que el grado de optimismo es un poco exagerado en mi familia.)

Nos abrazamos y nos volvimos tan contentas.

FACILIDAD Nº9: Celebrar es como re-disfrutar del momento

Mi hermano no nos creía cuando le llamamos para contarle. “¿En medio del monte? ¿Con el viento que hizo anoche?”

LLEGAMOS A LA ÚLTIMA FACILIDAD, LA Nº10: Contarlo y compartirlo es la “repera” en cuanto a disfrute

Por eso os lo cuento; ahora formáis parte de la historia.

MORALEJA:

Si no lo intentas, ya conoces el resultado, prueba a ver qué obtienes al intentarlo, si no nunca sabrás si hay otra respuesta posible… y recuerda que otro se alegrará si no lo haces, encontrará tu tesoro.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest