Seleccionar página

Te doy la bienvenida a la primera de una serie de entrevistas que voy a realizar a conferenciantes consagrados, muchos de ellos también tuvieron que superar los nervios en sus inicios y seguro que podemos aprender de su experiencia.

Hoy con nosotros… Juan Merodio,

uno de los principales expertos en España y Latinoamérica en Marketing Digital, Redes Sociales y Transformación Digital, speaker habitual en congresos de reconocido prestigio internacional así como profesor de las mejores Escuelas de Negocio y Universidades, entre las que destacan la Rey Juan Carlos, Universidad de Barcelona, IE, Les Roches y ESADE.

(Nos trae sus palabras, una gran profesional de la comunicación: Nuria Coronado)

Natalia – La primera vez que te vi hablar en público fue en una sala grande de universidad, en una conferencia sobre SEO ante unos 100 profesionales, lo que más me llamó la atención fue tu naturalidad, era como si nos hablaras de uno en uno; ahora que has recorrido los escenarios de muchos países y has dado más de 500 conferencias por todo el mundo, me gustaría que nos hablaras de tu experiencia.

¿Al principio te costaba hablar delante de los demás o te resultó siempre fácil?

Juan – Muchísimo, yo siempre he tenido miedo escénico, de hecho recuerdo cuando en la universidad tenía que hablar delante de mis compañeros lo pasaba fatal.

Pero como todo creo que tienes que emplear la terapia de choque, es decir, enfrentarte a tus miedos para superarlos. Y eso es lo que hice cuando me ofrecieron hace ya más de 6 años dar mi primera conferencia. Todavía recuerdo que fue en San Sebastián en una sala magna de más de 300 personas. Los 2 días anteriores literalmente casi no pude dormir ni comer de los nervios que tenía, es cierto, que lo pasé mal, pero de ahí me ofrecieron ir a una clase de una escuela de negocios a hablar sobre marketing digital y ahí comenzó todo.

N – Me ha contado un pajarito llamado Nuria, que fuiste listo y buscaste la ayuda de un gran profesional y amigo, Juanma Romero, para entrenarte en comunicación, ¿crees que sin su ayuda te habría lido igual de bien?

J – Si, a Juanma siempre le estaré eternamente agradecido por su ayuda, creo que sin él, todo hubiese sido radicalmente peor. Me ayudó a tener más control sobre mí mismo, sobre mis nervios, cómo proyectarlo… como digo, Juanma fue clave en ello.

N – Siempre te acuerdas de un profesor que tuviste y que os repetía en clase que tenemos dos orejas y una boca para escuchar el doble de lo que hablamos. ¿Influye la escucha a la hora de hablar en público?

J – Sí, es una frase que se me quedó grabada y siempre intento llevarla a cabo. A la hora de hablar en público no puedes cumplir el escuchar con las orejas porque tienes que hablar, pero sí debes escuchar con otros sentidos para conocer si la audiencia está a gusto y si todo va bien, y poder ir adaptando sobre la marcha tu discurso, y por supuesto en la medida de lo posible hacer partícipe a la audiencia.

N – He escuchado que tu mantra favorito, y tu filosofía de vida, pasa por el karma 2.0, es decir, dar 10 veces más de lo que esperas recibir y la vida te recompensa el doble. ¿Cómo lo aplicas en el arte de la oratoria?

J – En la oratoria lo aplico compartiendo experiencias o conocimientos que he ido adquiriendo, creo que todo vuelve, no tiene por que ser en ese mismo momento, pero volverá. Gracias a las conferencias he conocido a muchos profesionales con los que me he vuelto a encontrar en el camino años después, y también clientes, por lo que el Karma 2.0 se aplica a vida personal y profesional.

N – ¿Crees que las audiencias son distintas en función de los países?

J – Sí, por supuesto, siempre debes adaptar tu comunicación, tus gestos, tus mensajes al país donde vas a hablar. En marketing digital siempre hablo de la importancia de la personalización de la experiencia de usuarios, y en las conferencias es lo mismo. Desde mi punto de vista sería un grave error hacer una conferencia exactamente igual en distintos países. Las personas te ofrecen gratuitamente un tiempo muy valioso de ellos para escucharte, por lo que lo mínimo que debes hacer es preocuparte de que reciba mucho más de lo que espera.

N – ¿Cómo te preparas y cuántas veces ensayas cada conferencia?

J – Sería difícil dar una cifra concreta, pero te puedo decir que crear una nueva conferencia me lleva más de 20 horas y la ensayo numerosas veces hasta que me mimetizo con ella, y la tengo grabada slide por slide en mi mente, de tal manera que antes de que venga la siguiente slide en mi mente ya se lo que va a venir para engancharlo con lo que estoy hablando en ese momento.

N – Creo que hace relativamente poco te enfrentaste al reto de dar una conferencia en inglés, ¿cómo fue la experiencia?, ¿te preparaste igual?

J – Fue un gran reto, ya que yo no hablaba inglés con fluidez y mi reto fue en 6 meses dar una conferencia en inglés, y puedo decir que lo hice, aunque evidentemente con muchos errores que pienso ir solventando. Para mí esto es lo que todos debemos hacer, ponernos micro-retos para enfrentarnos a ellos, y convertir ese miedo que te generan en adrenalina para superarlo.

N – ¿Micro-retos? Ese es uno muy grande,y creo que eres un valiente. Las personas que superan el miedo escénico son capaces de grandes hazañas.

¿Tienes algún ritual, amuleto o manía a la hora de subirte a un escenario?

J – La verdad que como tal no, sí me gusta llegar con tiempo para ver el escenario, conocerlo, ver cómo me puedo mover… una cosa que sí suelo hacer es visualizar distintos momentos de la conferencia sobre el escenario, es algo que me ayuda a estar más seguro.

N – ¿Qué consejo le darías a alguien que tiene miedo a hablar en público?

J – Que busque cualquier ocasión para hablar en público. Puede sonar raro, pero como digo la única manera de superar algo es enfrentándote a ello, hasta que no lo hagas nuca sabrás de todo lo que eres capaz de hacer.

N – ¿Qué profesionales o personajes públicos te parecen buenos comunicadores?

J – Más allá de periodistas y comunicadores excelentes conocidos por todos, en personajes públicos destacaría a Risto Mejide, pero porque para mí comunicar es generar emociones, y para bien o para mal, según puntos de vista, él lo consigue. Otra persona que me gustó especialmente sobre el escenario fue Billie Sastre, tuve la suerte de coincidir con ella hace 3 meses en un congreso en Santo Domingo, y su conferencia me resultó súper interesante y me tuvo enganchado.

N – ¿Qué pregunta te gustaría hacerles?

J – ¿Cómo comunicarías aquello en lo que consideras que puedes aportar valor sin decir una palabra?

N – El éxito en comunicación es para ti (en una sola palabra):

J – Empatizar.

N – No puedo estar más de acuerdo. Te agradecemos muchísimo el tiempo y el interés que nos has dedicado, tanto yo como todas las personas a las que tus palabras van a ayudar a superar el miedo escénico. ¡Muchas gracias, Juan! (Y gracias también “al pajarito” que nos ha traído tus palabras.)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR

Pin It on Pinterest